Sin Barreras UDB


Como una iniciativa para la inclusión social de estudiantes con discapacidad auditiva de la Universidad Don Bosco, la Asociación de Estudiantes Salesianos en Pensamiento y Educación Ciudadana (AESPEC)y la Asociación Salesiana de Estudiantes en Aeronáutica (ASEA) de la Universidad Don Bosco lanzaron el proyecto “Sin Barreras-UDB”.

Un proyecto que busca promover la inserción y participación de las personas sordas que estudian en la Universidad, a través de una serie de acciones; siendo la primera de ellas el Curso de Lenguaje de Señas (ASL)

El Proyecto Sin Barreras mostró sus primeros frutos al clausurar en días recientes la primera edición del curso. Un total de 200 participantes (alumnos, docentes y personal administrativo) se inscribieron, de éstas concluyeron satisfactoriamente 132.

“Nuestro proyecto pretende dar cursos de lenguaje de señas ASL y dar charlas de concientización para que todas las personas podamos conocer la problemática que las personas con discapacidad auditiva tienen, no sólo en el ámbito educativo; sino en lo laboral y en el contexto social”, sostiene Mariely Rodríguez, presidenta de AESPEC.

El curso fue impartido por intérpretes y alumnos que cuentan con competencias de enseñanza del lenguaje a señas, además de estudiantes con esta condición (a través de un intérprete). Tuvo una duración de 4 meses.

Dentro de la Universidad Don Bosco hay 7 estudiantes que tienen discapacidad auditiva, en ocasiones no cuentan con una persona que les ayude a comunicarse con los demás, razón por la cual se les dificulta realizar algunas actividades dentro del campus.

Según los jóvenes de la Asociación, con el curso de lenguaje de señas (ASL) se creará un equilibrio entre los universitarios oyentes y los que tienen discapacidad auditiva; haciendo de esta manera que la UDB dé una mayor apertura de participación no solo a los estudiantes sordos que ya están en la Universidad, sino también a todos aquellos, que están en busca de un lugar de formación superior donde les permitan y ayuden a crecer de manera intelectual y humana.

Para Patricia Campos, estudiante de Ing. Industrial y participante, el curso ha sido una excelente iniciativa, nos ayudó mucho para aprender a comunicarnos con estas personas sordas, ha sido gratificante compartir y socializar con ellos. Yo viví una experiencia en mi comunidad, asistí a una actividad de la iglesia y habían personas sordas, tenían sus intérpretes pero a veces no llegaban y vi la necesidad de comunicarme con ellos, por eso me inscribí

“Como docentes estamos invitados a mejorar la enseñanza y este curso fue una buena herramienta para comunicarnos con los alumnos con esta discapacidad y así mejorar su aprendizaje,” afirma Ingrid Hernández, docente de la Facultad de Ingeniería.

Con el impulso de este proyecto, que nace desde los mismos alumnos con apoyo de la Universidad, se está logrando fomentar un interés por mejorar la comunidad académica, pero sobre todo, hacerlos participes en la construcción de una sociedad justa, libre y solidaria.

“Me gusta que hayan personas interesadas en entrar en el mundo de los sordos. He tenido experiencias en otras universidades y me llena mucho el hecho de saber que las universidades están dispuesta en brindar el apoyo en estas iniciativas,” afirmó Reina de Pérez, interprete y docente del curso.

Para las autoridades, clausurar la primera edición de este proyecto significativo ha sido de gran trascendencia, así lo hizo ver la Secretaria General, Xiomara Martínez, como “Institución Salesiana les puedo asegurar que seguiremos trabajando para mejorar la estadía de nuestros estudiantes con discapacidad auditiva en la Universidad Don Bosco, para facilitarles la manera de aprender y comunicarse con los demás. Este primer curso que hoy clausuramos, es el que nos abre el camino para el futuro próximo, estoy segura que para el año 2017 serán más personas las que se interesaran por este proyecto y continuaremos trabajando para continuar desarrollando este tipo de iniciativas.”

El compromiso social de la Universidad Don Bosco es parte fundamental de su quehacer universitario de apoyar a los sectores más vulnerables de la sociedad, iniciando desde su misma comunidad educativa.

Fuente: http://www.udb.edu.sv/udb/index.php/publicaciones/noticia/792